LA ANESTESIA EN EL GATO

LA ANESTESIA EN EL GATO

Si tu gato va a ser sometido a una cirugía seguro que se te plantean multitud de dudas. Para tranquilizarte, te dejamos algo de información de lo que supone una anestesia veterinaria y cual será el proceso por el que va a pasar tu gato.

¿Qué es la anestesia?

La anestesiología es la ciencia de la medicina veterinaria que se ocupa del alivio del dolor y cuidado del paciente quirúrgico antes, durante y después de la cirugía.

¿Hay diferentes tipos de anestesia?

Hay varios tipos de anestesia y existen multiples protocolos. Cada paciente debe tratarse de forma individual, estudiando cada caso detenidamente y estableciendo el protocolo más adecuado a cada paciente y situación. En la mayoría de las ocasiones no usamos un único tipo de anestesia, usaremos una combinación de productos y técnicas para aportar la mayor comodidad posible durante la intervención. Para reducir riesgos, seguimos la escala de clasificación determinada por la Sociedad Americana de Anestesiólogos (ASA), individualizando así la elección del protocolo anestésico que emplearemos.

¿Debe mi gato guardar ayuno antes de la cirugía?

Sí, debe guardar un mínimo de 8 horas de ayudo de sólidos y 4 horas de líquidos. No te preocupe, tras la intervención y recuperación nosotros le daremos una deliciosa comida.

¿Está tomando tu gato medicación actualmente?

El día de la cirugía es muy importante que informe a nuestro personal de cualquier medicación que le esté administrando actualmente a su gato. De igual forma, debe informarnos de cualquier alteración que detecte los días previos a la anestesia (diarrea, estreñimiento, vómitos, falta de apetito, exceso de consumo de agua, cambio en la orina, fiebre, apatía, etc).

¿Qué puedo hacer para que la estancia de mi gato sea más cómoda?

Seguro que su gato  tiene una mantita o juguete favorito, no olvide traerla, así cuando despierte de la anestesia tendrá un olor familiar que le recordará a casa.  

 

 

 

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia?

Cualquier cirugía o anestesia conlleva algún tipo de riesgo, que varía en función de la intervención y el estado del paciente, pero puede quedarse tranquilo, su gato estará permanentemente vigilado durante la anestesia y posterior recuperación por nuestro personal para minimizar los riesgos. Además del anestesista, su gato está controlado por monitores y máquinas anestésicas que nos darán información en cada momento de cómo se encuentra su latido cardíaco, saturación de  oxígeno, temperatura corporal, tensión arterial y volumen de fluidos a administrar. Con toda esta información, realizaremos intervenciones más seguras para su gato.

 

¿Qué sucede con mi gato después de dejarlo para una anestesia?

Su gato ingresará a primera hora de la mañana, en ese momento, realizaremos un examen físico junto con pruebas preanestésicas para garantizar que es apto para ser intervenido y determinar el protocolo anestésico necesario para él. Una vez anestesiado , el anestesista, ayudado por los monitores, controlará las constantes vitales durante toda la cirugía, para anticiparse a cualquier complicación que pudiera surgir y asegurando la mejor analgesia

para que su gato no tenga dolor. Una vez acabada la cirugía lo mantendremos bajo vigilancia y con el control necesario para que el dolor post-operatorio sea el mínimo y así asegurar una rápida recuperación y una estancia lo más agradable posible.

Esperamos que este post os sea de utilidad.

¿Han sido anestesiados   en algún momentos vuestros gatos?

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *