Medir a tu gato el azúcar es fundamental

Medir a tu gato el azúcar es fundamental

Como te contábamos en el post anterior, uno de los problemas más comunes en los gatos obesos es la diabetes mellitus. También te decíamos que es una enfermedad que hay que tratar adecuadamente para que no fuese demasiado peligrosa, y que era muy importante cuidar la alimentación de nuestro gatito. Pero, también es fundamental monitorizar adecuadamente el nivel de glucosa de nuestro pequeñín en sangre (el azúcar). Medir el nivel de glucosa en la sangre es algo sencillo de hacer, y lo podemos realizar en casa sin muchas complicaciones. ¿Cómo le mido a mi gato el azúcar? El glucómetro es una herramienta que tienes que tener en casa sí o sí. Se usa para medir los niveles de glucemia (concentración de glucosa en sangre) de las personas, y sí, también de nuestros gatos. Es genial para saber de forma inmediata cómo está nuestro pequeño. Es importante tener en cuenta que no todos los glucómetros son iguales, y que es posible que en algunos, si ponemos en el medidor una cantidad de sangre insuficiente, pueden dar una medición equivocada. También tienes que considerar que no es igual usar sangre venosa (de las venas) que capilar, que es la que se suele utilizar. La diferencia entre ambas es que la sangre capilar tiene valores superiores a los de la venosa, pues esta última ya va de vuelta, por lo que ya ha repartido la glucosa por todo el cuerpo. El glucómetro se compra en una farmacia. Eso sí, asegúrate de que siempre te va a dar la medición correcta. Te lo decimos porque hay algunos que cuando el valor es inferior...
Cuidados del gato diabético en 3 pasos

Cuidados del gato diabético en 3 pasos

La diabetes mellitus es una enfermedad peligrosa que, desgraciadamente, cada vez afecta a más gatos, debido, sobre todo a la obesidad, una de sus principales causas. Si no se trata adecuadamente, puede llegar a acortar la vida de nuestro amiguito peludo. El gato con diabetes no puede crear la cantidad suficiente de insulina que su cuerpo necesita. La insulina es una hormona necesaria para romper los carbohidratos y proteínas que ingiere en componentes más sencillos para ser utilizados por los órganos y músculos del gato. Por eso es importante, si sabemos que nuestro gatito tiene diabetes, brindarle los cuidados necesarios para que su salud no se vea más afectada y pueda tener la calidad de vida que deseamos para él. Sigue estas sencillas pautas que te damos para cuidar de tu minino con diabetes, y ya sabes, si tienes alguna duda acude siempre a tu veterinario: Paso 1. Alimentación Adiós a la obesidad El sobrepeso es el peor enemigo de nuestro gatito con diabetes ya que la obesidad interfiere en la producción de insulina que genera su cuerpo, hasta el punto de que en muchos casos el sólo hecho de perder peso ya supone una mejoría, e incluso, la posibilidad de no necesitar más inyecciones de insulina. Alimentación sana, sin calorías extras, ejercicio, juegos, todo vale para bajar de peso y ayudar a que tu gatito controle sus niveles de insulina por sí mismo. Vigila los hidratos de carbono Por regla general, lo mejor para los gatos diabéticos es ingerir pocos hidratos de carbono en su dieta. Aunque hay casos excepcionales, para mayor seguridad, lo mejor es siempre consultar...
¿Tiene más posibilidades mi gato de tener problemas cardiacos si es diabético?

¿Tiene más posibilidades mi gato de tener problemas cardiacos si es diabético?

Uno de los problemas más frecuentes en gatos obesos es la diabetes mellitus. Esta enfermedad puede provocar complicaciones en los gatitos como daños neuropáticos (que pueden perjudicar la movilidad y los sentidos felinos). No obstante, la diabetes conlleva una enfermedad que puede provocar una alta tasa de mortalidad en gatos: la insuficiencia cardíaca. ¿Qué es la diabetes mellitus felina? Esta enfermedad, la diabetes mellitus, es un trastorno por el cual la regulación la insulina del animal se ve afectada y puede resultar en hiperglucemia, que no es otra cosa que un exceso de azúcar en el cuerpo. Su origen se encuentra en que las células B de los islotes de Langerhans del páncreas no generan suficiente insulina. Esto ocurre como consecuencia de la amilina del páncreas acumulada o por la resistencia a la insulina. Si tienes un gato macho que ya es adulto y tiene obesidad es necesario que extremes las precauciones, pues es mucho más probable que sufra de diabetes mellitus, ya que esta enfermedad está muy relacionada con la mala alimentación y el sedentarismo del gatito. Por eso, además de necesitar un tratamiento, con toda seguridad va a necesitar una terapia de alimentación adecuada. ¿Un gato diabético puede sufrir complicaciones? Absolutamente sí. La principal consecuencia de la diabetes en los gatos es que el animal tenga unos niveles muy altos de azúcar en la sangre, que es lo que llamamos hiperglucemia, y que ocurre por la falta de acción de la insulina. Esta hiperglucemia puede dañar tejidos, como el nervioso, que es el más sensible. La neuropatía diabética felina es una de las principales complicaciones que pueden...
5 errores que cometes y hacen que tu gato engorde sin darte cuenta

5 errores que cometes y hacen que tu gato engorde sin darte cuenta

Sabemos lo difícil que resulta tener un peludito gatuno y no rendirse a sus caprichos, ¡es que son tan monos! Sin embargo, si nos dejamos llevar por estos genios de la manipulación podemos llegar a causarles más mal que bien, ya que, como sabemos, un gato obeso es en realidad un gato que no está sano y puede llegar a desarrollar muchos problemas de salud derivados de su sobrepeso. Hemos enumerado 5 errores comunes que solemos cometer los que tenemos gatos, por desconocimiento o por debilidad (es duro tener esos ojillos felinos mirándote fijamente mientras te maúlla suave e insistentemente y te da con la patita, y no caer en la tentación de darle lo que te pida), que quizás ni siquiera te das cuentas que cometes y que, si consigues ser fuerte y evitarlos, conseguirás un gatito más sano y feliz. ¡A por ellos, resístete, tú puedes! 1. Proporcionarle una alimentación inadecuada y dejarlo todo el día tumbado sin moverse. Con alimentación inadecuada no nos referimos a que le des piensos de mala calidad, sino, quizás, no los más recomendados a su estado concreto. Por ejemplo: si un gato está esterilizado; si es un senior; es una gata en estado de gestación o lactancia; es un baby; etc., cada uno de ellos necesitará una dieta adecuada a su momento vital. Afortunadamente hoy hay en el mercado multitud de variedades de piensos ideadas para cada uno de ellos. Consulta con tu veterinario cuál es la mejor dieta para tu gatito. Es quien mejor te podrá aconsejar. Tampoco sirve de nada darle una alimentación adecuada y dejarle todo el día...
Cómo alimentar a un gato senior

Cómo alimentar a un gato senior

Es imprescindible que tengas en cuenta que las necesidades que puede tener un gato senior no son las mismas que tiene un gatito más joven. Requieren formas de alimentación diferentes, sobre todo, para prevenir la obesidad. Con la edad, los requisitos nutricionales cambian, y, teniendo en cuenta que durante más del 40% de la vida de tu gato la pasará siendo un gato mayor, tienes que ayudarle a que esté sano y en forma con una buena alimentación. Es importante que tu minino tenga una alimentación de calidad y que le guste, equilibrada y con proteínas que le sea fácil digerir. Dale la dieta que necesita Una dieta adecuada para gatos mayores tiene que incluir proteínas concentradas de gran calidad, niveles de grasa controlados y, para que tu minino tenga la energía suficiente, carbohidratos que sean fáciles de digerir. Igualmente, debe tener minerales esenciales, ya que son muy beneficiosos para aquellos animales que tengan deterioro en las articulaciones propio de la edad. También las vitaminas y las proteínas son de gran ayuda para fortalecer el sistema inmunológico de tu mascota. Alimentarle bien es fundamental Es más que recomendable cambiar la alimentación de los senior por productos especialmente pensados para ellos, claro está, si no hay nada que lo impida. Los alimentos para seniors tienen proteínas de calidad, así como vitamina E para hacer que las defensas sean más fuertes. También tienen menos calorías, con lo que ayudan a mantener el peso ideal evitando la obesidad. Debes tener en cuenta que al hacerse mayores, el sentido del gusto y del olfato puede verse afectado, y su capacidad para masticar. Por...