Un gato obeso no es un gato feliz

Un gato obeso no es un gato feliz

  Sabemos perfectamente que amas a tu gato por encima de todas las cosas, y que si pudieras darle mil veces más cosas de las que le das para que vea lo mucho que le quieres, lo harías, pero tenemos que decirte que eso es, en la gran mayoría de los casos, uno de los errores más grandes que puedes cometer. Un gato obeso es un gato enfermo Las malas prácticas a la hora de alimentar a tu minino puede causarle sobrepeso, que en algunos casos puede llegar a convertirse en obesidad, un trastorno que no solamente nos afecta a los humanos. Ten en cuenta, que, al igual que en las personas, la obesidad no solamente es algo estético, sino que es una enfermedad que puede derivar en muchos otros problemas en su salud. ¿Cuándo podemos decir que un gato tiene sobrepeso? Consideramos que un gato tiene sobrepeso cuando su peso es un 15% superior del que sería su peso ideal, y, si ese porcentaje es del 30%, tu gato tiene obesidad. Una pista importante de que tu gato está bien de peso es que no le cuelga el abdomen y que, al pasar la mano por el tórax, se le pueden palpar fácilmente las costillas. Si no es el caso, lo mejor es acudir a tu veterinario felino de confianza. ¿Qué produce la obesidad en el gato? La obesidad está generada por el desequilibrio que existe entre la energía que se consigue a través de la comida y la energía que gasta el gato. Si el minino ingiere más energía de la que gasta, consecuentemente su peso aumentará....
Dieta y ejercicio, fundamental para evitar la obesidad en tu gato

Dieta y ejercicio, fundamental para evitar la obesidad en tu gato

Igual que nosotros, los humanos, tu gato necesita moverse a diario para no tener problemas de salud, como por ejemplo, la obesidad. A lo mejor te preguntas, ¿qué hago, llevo al minino al gimnasio? No te extrañes de que pronto los haya, pero mientras tanto, lo mejor que puedes hacer es animarle a estar activo con ejercicios sencillos. Ten en cuenta que los gatos en la naturaleza siempre están moviéndose, por lo que sus músculos están perfectamente tonificados y no tienen problemas de obesidad, pero en casa no es así, ¿verdad? Quieres que esté lo más a gusto posible, y muchas veces, eso hace que no se muevan demasiado. ¿Cómo hago que mi gato haga “deporte”? No se trata de darle un balón y que tire a canasta, es mucho más sencillo que eso (aunque si lo consigues, llévalo a la tele) Los gatos son distintos a los perros, por lo que no puedes, simplemente, llevarlo al parque y soltar la cadena para que corra. Los gatos necesitan algo más, tienen que ver estimulada su curiosidad realizando distintos ejercicios. ¿Qué tipo de ejercicios puedo hacer con mi gato? A tu gato le encanta perseguir objetos pequeñitos que se mueven a toda velocidad, por eso las bolas y juguetes que se mueven les vuelven locos. Y si ya la bola tiene un cascabel que suena dentro, ya es el colmo de la diversión. Otra cosa que les encanta a los gatos es trepar, afilarse las uñas y jugar. Existen rascadores que les permiten satisfacer esta necesidad de trepar y arañar, además, hay un montón de tipos distintos con un montón...
Gato mal alimentado, gato estresado

Gato mal alimentado, gato estresado

Ya sabes lo importante que es para cualquier animal, y el gato no es ninguna excepción, el bienestar físico y mental. El estrés, aunque no lo creas, es algo que tu minino puede padecer y causarle serios problemas. Hay alimentos que tienen nutrientes que ayudan a controlar el estrés de tu gatito, nos referimos a la alfa- casocepina y al triptófano. Tienes que tener muy en cuenta que el estrés, al igual que en nosotros los humanos, puede causar trastornos en los gatos, como por ejemplo, trastornos en el aparato digestivo, en la piel o en el comportamiento de tu amigo. Si tu gato sufre de estrés es necesario que acudas a tu veterinario de confianza para que realice un diagnóstico adecuado y, consecuentemente, tratar al animal de la mejor forma posible con medicamentos. No obstante, hay ocasiones en las que es bastante con cuidar y mejorar la alimentación de tu pequeñín felino. Volviendo a los nutrientes que pueden ayudar a la regulación del estrés, señalamos que la alfa- casocepina proviene de la proteína fundamental de la leche, lo que explica el hecho de que el tomar leche en los gatitos jóvenes los calme. Pero, teniendo en consideración que la leche no es adecuada para un gato que ya ha alcanzado la edad adulta, la alfa casocepina se consigue deshidratada. Este elemento fundamental presente en la leche calma al gato, ya que podíamos decir que “sustituye” al neurotransmisor que retrae la ansiedad en tu minino al ocupar su mismo espacio químico. Además, hay estudios que afirman que posee efectos similares a algunos ansiolíticos, pero sin presentar su cuadro de...
Tu gato tiene que comer lo que necesita

Tu gato tiene que comer lo que necesita

Todos los que tenemos un gatito queremos darle lo mejor: queremos darle todos los caprichos posible, darle los mejores cuidados, pero para ello, es imprescindible cuidar mucho su alimentación. En el Mes de la Nutrición en KATO te queremos hablar de la importancia de una buena alimentación para que tu gato esté sano. El gato es diferente al perro, y por lo tanto, el minino cuenta con unas particularidades específicas muy concretas. Muchas personas piensan que la alimentación debe ser similar a la de un perro, pero nada más lejos de la realidad. El gato es un animal absolutamente carnívoro. El gato aún conserva muchas características de sus ancestros, como por ejemplo, la de necesitar comer entre 15 y 20 veces durante el día. Pensemos que esta cantidad equivale a la cantidad de animales pequeños que cazaría durante el día estando en estado salvaje, y por este motivo, el estómago del gato es pequeño. El hecho de que el gato sea carnívoro implica necesariamente que su dieta tiene que tener una gran cantidad de proteínas, grasas y nutrientes similar a la que tendrían las presas herbívoras que comería en estado salvaje. Las características del gato le hace tener particularidades anatómicas como su mandíbula o como su saliva, que no favorece el inicio de la digestión del almidón de los alimentos al no tener amilasa. Por otro lado, hay que destacar que el gato tiene muy relacionados los sentidos del gusto y el olfato y que esto hace que prefiera aquellos alimentos con abundancia de proteínas y grasas con olores llamativos a otros alimentos. Esto es un inconveniente en la...
Porqué elegir una clínica exclusiva de gatos

Porqué elegir una clínica exclusiva de gatos

Sabemos que para tu gato buscas los mejores cuidados, y que una gran parte de esos cuidados se los das acudiendo a un veterinario de confianza. También somos conscientes de que a veces es complicado elegir a qué veterinario vas a llevar a tu minino, y por eso queremos ayudarte un poquito contándote qué ventajas ofrece llevar a tu amigo a una clínica exclusiva de gatos. ¿Por qué acudir a una clínica felina? Más allá de que una clínica solamente para gatos es silenciosa, algo que puede no ocurrir en otros centros veterinarios, hay que tener en cuenta lo que es mejor para tu mascota. Ir al veterinario puede llegar a ser muy estresante para tu gatito y para ti, pero una centro veterinario exclusivo para gatos te garantiza que tu mascota va a recibir una atención profesional y especializada, y tú un trato impecable. Kato es la única clínica felina de Andalucía y una de las pocas que hay en España, y nuestros veterinarios llevan practicando la medicina felina más de 10 años. Ahora bien, aquí tienes algunas razones por las que llevar a tu gato a una clínica felina: Solo encontrarás gatos: sabes que los gatos son muy especiales con los olores, y que eso los puede alterar. en nuestra clínica felina no hay otros olores que los de gatos. ¡Y no hay ruidos que le puedan molestar! Te atendemos en citas más largas: nuestros veterinarios están altamente capacitados para tratar a tu gato, y están deseando pasar más tiempo contigo y tu amigo para saber más sobre él antes de empezar a tratar deprisa y corriendo....