Bañar a tu gato, ¿sí o no?

Bañar a tu gato, ¿sí o no?

El gato es un animal muy limpio, y se asea en todo momento. No obstante, la tendencia de nosotros los humanos es a quererlos tener incluso más limpios, sobre todo si los tenemos en casa con nosotros. Además, tendemos a pensar que en verano les vendrá bien para paliar el calor y las altas temperaturas.

¿Pero qué hay de verdad? ¿Hay que bañar a nuestro gatito?

Nuestros gatitos son muy limpios. Pero, a pesar de eso, siempre recomendamos bañar a nuestro minino 1 o dos veces al año, primero, para eliminar el pelo muerto y segundo para que en caso de que haya que hacerlo debido a un problema de piel, no resulte una experiencia traumática para nuestra mascota. Por este motivo, es importante hacerlo, para que en caso de tener que hacerlo, enseñemos a nuestro amigo a que no tiene que ser una experiencia negativa.

A la hora de bañar al gato es imprescindible hacerlo con un champú específico para gatos.

No obstante, ten en cuenta que la lengua de los felinos está preparada para su aseo, y, al ser rasposa, puede eliminar el pelo muerto y la suciedad. Y como son tan flexibles, ¡llegan a cualquier parte de su cuerpo! 🙂

¿Entonces, cuándo debería bañar a mi amigo?

A lo mejor a tu gatito le encanta vivir la vida loca y darse un buen paseo por el barrio. A lo mejor hace de las suyas y cuando llega, lo hace muy sucio. Esta es una buena situación para bañarlo.

Por desgracia, a veces encontramos gatos abandonados en la calle y hay personas de buen corazón que los recogen aún estando muy sucios y manchados con tierra o aceite de los coches bajo los que se refugian. También entonces es necesario un buen baño para dejarlos perfectos.

Los gatos de pelo largo presentan un inconveniente para ellos mismos: acumulan mucha grasa en su pelo y además, no pueden limpiarse bien el pelaje, y en este caso es recomendable. Pero, si a tu minino le ha caído algún producto potencialmente dañino para él, es urgente que se lo quites del pelo, pues al lamerse podría provocarle un daño importante.

Otra situación en las que debes bañar a tu mascota es si en casa hay alguien con alergia. Algunos producen más alergia que otros, y al bañarlos eliminamos las moléculas que la provocan.

Por supuesto, si el pequeñín huele mal, algo muy habitual en los gatos con más peso de lo recomendable, porque no pueden llegar a algunas partes de su cuerpo y no pueden asearse bien, es necesario que lo ayudes.

Puede beneficiar a tu gato un baño si tiene algún problema dermatológico, pero claro, antes debes consultar a tu veterinario de confianza.

 

Si tienes alguna pregunta o duda, siempre puedes llamarnos y venir a vernos. ¡Te esperamos!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *