BLOG

Mi gato y las alergias alimentarias

Aunque las alergias alimentarias en nuestros pequeños no son muy frecuentes y, por lo general, surgen originadas por la reacción a un alimento concreto (que genera una inflamación de carácter alérgico), nuestro gato las puede sufrir.

Cómo puedo saber que mi gato tiene alergia: 3 síntomas

Al igual que los humanos, nuestras mascotas también pueden sufrir de alergias a algunos alimentos, a productos nocivos, en determinadas épocas del año, etc. Si notamos algún síntoma de alergia en nuestro gatito, lo conveniente es llevarlo al veterinario que determine cuál es su causa, para poder proporcionarle un tratamiento adecuado y eficaz, y conseguir que nuestro amiguito peludo se sienta de nuevo bien y feliz. ¿Cómo puede manifestarse la alergia en los gatos? Pueden padecer pequeñas úlceras en los labios similares a las heridas del herpesvirus en personas. La úlcera eosinofílica o úlcera indolente, es una úlcera redondeada que generalmente está ubicada en el labio superior del minino, aunque en algunos casos se presenta como salivación excesiva; la puede desarrollar a través de una alergia por la picadura de una pulga, por determinados alimentos o a través de sustancias que se encuentran en el medio ambiente y que el gatito aspira. En estos casos el gato necesita la ayuda inmediata de un veterinario. Hay gatos que padecen picores incontrolables. Que un gato se rasque obsesivamente puede ser consecuencia de muchos factores: pulgas, irritación en la piel, picaduras de insectos y, por supuesto, también, la alergia. Los picores por alergia en gatos pueden tener causas ambientales, algún contaminante que haya por la calle, o por la casa; estacionales, por ejemplo, durante la primavera, por un incremento del polen en el aire; o alimentarios; es el veterinario el único que puede determinar cuál es la causa de los picores de nuestro gatito para poner el tratamiento adecuado. Las alergias más comunes en gatos es por la mala alimentación. Si tienes...

Todo lo que debes saber sobre la esterilización de tu gato

Cada vez son más conocidos a nivel popular los beneficios de la esterilización del gato: reduce su ansiedad y agresividad, previene enfermedades y embarazos no deseados, evita el problema de la superpoblación, etc. Pero puede que aún te queden algunas dudas sobre cómo se hace o qué consecuencias puede tener. Te vamos a contar cómo lo hacemos en Kato Clínica Felina y si aún te quedan algunas preguntas sin resolver, ven a vernos y te informamos sin problema. Antes de la esterilización Te pueden surgir algunas dudas o preguntas sobre la esterilización de tu gatito, como: ¿Por qué debo esterilizar a mi gato? La esterilización le permitirá a tu gatito tener una vida más larga, además ese tiempo de vida extra será de mayor calidad, gracias a que previene enfermedades y reduce el riesgo de desarrollar ciertas patologías como son infecciones uterinas o tumores mamarios. De hecho existe una correlación entre los tumores de mama y la edad en que se esteriliza a la gata: El riesgo de padecer los tumores de mama en relación a la edad de esterilización es: Antes del primer año de vida – 0,5% Entre el primer y el segundo celo – 8% Después del segundo celo – 26% Sin esterilizar – 50% ¿A qué edad debo esterilizarlo? La mejor edad es siempre antes de que el gatito haya alcanzado su madurez sexual, que suele ser entre los 5 y 7 meses de vida; no es necesario esperar a que tenga su primer celo, o que tenga una primera camada. La madurez sexual del gatito o gatita puede variar dependiendo de la época del...

La convivencia entre niños y gatos

Cada vez son más las familias con hijos que deciden adoptar una mascota, y más concretamente, un gato. Por el carácter tan independiente, y a veces, tan arisco que tienen los gatos, en muchas ocasiones pueden surgir dudas de cómo será la convivencia entre estos mininos y los niños, y, la verdad, es que si se educa a los niños en el respeto a los animales, no tiene por qué haber problemas. Aquí te dejamos algunos consejos sencillos de poner en práctica, para que la convivencia entre tus hijos pequeños y los nuevos miembros peludos y bigotudos de la casa sea la mejor.La convivencia entre niños y gatos suele ser buena. La convivencia entre niños y gatos suele ser buena. En primer lugar, la convivencia entre niños y gatos, por lo general en casos normales, suele ser muy buena, y no hay razón para albergar dudas o preocuparse. Aunque los gatos tengan fama de tener mucho carácter y ser imprevisibles, normalmente son muy tolerantes con los niños, y los aceptan bien, sin problemas. El gato debe tener su propio espacio en la casa. Sin embargo, se debe dejar al gato que tenga su propio espacio, su lugar tranquilo en la casa. Debe ser un sitio donde el niño no pueda ir a molestarlo, si está tranquilamente durmiendo, y donde se sienta seguro y refugiado de los mimos o los juegos de los pequeños. Así, él mismo puede decidir, e irse, cuando no tenga más ganas de estar con los niños. Educa a tu hijo en el respeto a los animales. La mejor norma para cualquier tipo de convivencia es...

Enamórate de tu gato IV edición

¿Quieres un recuerdo especial de ti y de tu gato el Día de los Enamorados? Te hemos preparado un pequeño regalo: una foto hecha por un profesional de ti, tu gato y tu familia para que la tengas siempre de recuerdo ¿Te gusta? ¡Sigue estos dos sencillos pasos y disfruta de tu regalo! ¿Cómo puedes conseguir tu foto con tu gatito? Paso 1. Inscribe a tu gato. Las sesiones de fotos son totalmente gratuitas, por eso es un regalo, pero para disfrutar de tu regalo tienes que inscribir a tu gato lo antes posible, ya que tenemos plazas limitadas. Sólo tienes que venir a Kato Clínica Felina y decirnos que quieres la foto de tu gato del Día de los Enamorados, o llamar por teléfono, como haces habitualmente para pedir una cita ¿Fácil, verdad? Paso 2. Ven a la sesión de fotos con tu gato. El sábado día 16 de febrero abriremos nuestra clínica de 10:00h. a 13:30h., para que una fotógrafa profesional haga una bonita fotografía de tu gatito, si lo has inscrito antes (¡importante!), tanto solo como acompañado por la familia, lo que vosotros queráis. Las sesiones serán de 20 minutos para cada gato inscrito. Por supuesto, luego ¡te regalaremos la foto de tu gatito! ¿Ves qué fácil? El objetivo principal que perseguimos es regalarte un bonito recuerdo de tu gato para que lo tengas siempre y que todos juntos pasemos un feliz día, por eso te pedimos que si tu gato es muy asustadizo, o crees que se estresará mucho y lo pasará mal rodeado de tantos gatos y tanta gente, quizás lo mejor sea no...

¿Conoces el Síndrome del Gatito Desvanecido?

Como le pasa a todos los cachorros de cualquier especie, sí, también los humanos, cuando se trata de cachorritos, los gatitos son muy frágiles. Su sistema inmunológico aún no está todo lo fuerte que se hace después, y por eso, son muy vulnerables a muchas enfermedades. Una de estas enfermedades, quizá de las que mayor tasa de mortalidad tiene en los cachorritos, es el Síndrome del gatito desvanecido, que, si bien afecta a cualquier raza, es más proclive a aparecer en gatos que han nacido en la calle y luego han sido adoptados. ¿Qué es el Sindrome del Gatito Desvanecido? Es un problema de salud que se puede generar por tener su sistema inmune poco protegido, por una infección de parásitos, sufrir hipotermia u otros problemas. Este síndrome puede hacer que el gato muera ante de que llegue a las 9 semanas de vida. Los síntomas de esta enfermedad se pueden confundir con los que provocan otras enfermedades, y, cuando se hacen visibles puede ser tarde, en el momento en el que el cachorro entra en la fase de crisis. En este punto es fundamental un cuidado proporcionado por tu veterinario, pero de emergencia. En la mayoría de los casos, la tasa de supervivencia una vez se ha llegado a esta etapa de la enfermedad es muy baja. ¿A qué gatos afecta este Síndrome? Este Síndrome afecta principalmente a gatitos que tienen su organismo menos desarrollado por causas de la desnutrición, condiciones climáticas complicadas, un entorno que le genera estrés, infecciones por parásitos o por enfermedades sufridas en el embarazo por la madre. Otro factor es el cuidado de...