BLOG

5 errores que cometes y hacen que tu gato engorde sin darte cuenta

Sabemos lo difícil que resulta tener un peludito gatuno y no rendirse a sus caprichos, ¡es que son tan monos! Sin embargo, si nos dejamos llevar por estos genios de la manipulación podemos llegar a causarles más mal que bien, ya que, como sabemos, un gato obeso es en realidad un gato que no está sano y puede llegar a desarrollar muchos problemas de salud derivados de su sobrepeso.

Cómo alimentar a un gato senior

Con la edad, los requisitos nutricionales cambian, y, teniendo en cuenta que durante más del 40% de la vida de tu gato la pasará siendo un gato mayor, tienes que ayudarle a que esté sano y en forma con una buena alimentación. Es importante que tu minino tenga una alimentación de calidad y que le guste, equilibrada y con proteínas que le sea fácil digerir.

Un gato obeso no es un gato feliz

Sabemos perfectamente que amas a tu gato por encima de todas las cosas, y que si pudieras darle mil veces más cosas de las que le das para que vea lo mucho que le quieres, lo harías, pero tenemos que decirte que eso es, en la gran mayoría de los casos, uno de los errores más grandes que puedes cometer.

Problemas cardíacos en gatos

En consulta nos enfrentamos con relativa frecuencia a diversas enfermedades que pueden afectar al corazoncito de tu gato. En muchas ocasiones, en casa no notarás que tenga ningún tipo de problema, a menos que la enfermedad sea muy grave y haya producido peligrosas consecuencia para su salud.

Existen múltiples enfermedades cardiacas, pero es la cardiomiopatía hipertrófica (CHM) la más frecuente y con mucha diferencia. En esta se produce un engrosamiento de las paredes musculares del corazón y en lugar de volverse más fuerte lo que se produce es que no pueda funcionar de forma correcta.

Síndrome de disfunción cognitiva en gatos (SDCG)

Todos envejecemos por igual, personas, perros, jirafas y por supuesto los gatos. El envejecimiento produce una serie de cambios y alteraciones en el comportamiento de tu gato que no tienen por qué tener relación con ninguna causa de enfermedad aparente. Para te hagas una idea de esta enfermedad la podrías comparar al Alzheimer que padecen las personas mayores.