Cómo evitar los peligros navideños que acechan a tu gato: árbol de Navidad y adornos

Cómo evitar los peligros navideños que acechan a tu gato: árbol de Navidad y adornos

Si la Navidad supone un sin fin de estímulos para todos, ni que decir tiene lo que significa para el habitante más curioso del hogar: el gato. Todas estas lucecitas, árboles, plantas, guirnaldas, polvorones, bombones…  que llenan nuestra casa durante estas fiestas, suponen un gran reto para nuestro pequeño peludo explorador. Le picará la curiosidad y querrá investigar y saber qué es todo eso: si se puede comer o si es para jugar. Lo malo es que muchos de esos objetos, plantas y manjares navideños no son buenos para ellos, y en muchos casos pueden llegar a ser tóxicos y venenosos para nuestros amiguitos felinos. Lo mejor es conocer cuáles son los peligros que pueden entrañar esos objetos y comidas típicos de estas fiestas para poder tomar medidas al respecto.

Pero vayamos por partes. Empezaremos por el árbol de navidad y los adornos navideños:

El árbol de Navidad y los adornos

Imagínate que tienes ocho años y te llevan a un parque de atracciones. La excitación sería máxima y estarías ansioso por explorar y montar en todas las atracciones. El árbol de Navidad es un parque de atracciones para nuestro gatito. Desde su punto de vista, es algo enorme, lleno de luces, bolas, guirnaldas… y todo para él, para jugar, subirse, explorar. En fin, horas de diversión. No te quepa duda de que el árbol de Navidad llamará la atención de tu gato. Tú ves adornos de Navidad, tu gato presas brillantes, de colores, perfectas para atrapar o jugar con ellas; y el árbol de Navidad, un lugar perfecto para meterse por dentro, morderlo o escalarlo. Lo que el gato no sabe es que todo ese lugar de diversión es realmente una trampa en la que puede resultar gravemente herido ¿Qué puedes hacer?

  • Cómo evitar los peligros del árbol de Navidad:

A la hora de elegir el árbol de Navidad, te aconsejamos que sea artificial. Afortunadamente en España es más común, y muy poca gente tiene árboles de Navidad naturales ¿Por qué? Porque los naturales pueden llegar a ser tóxicos si el gato los mastica. Además si el gato lo trepa, un árbol natural es más pesado, y puede quedar atrapado debajo y hacerse verdadero daño. El árbol artificial es más ligero si llega a caerse. De todas formas, para prevenir, lo mejor es elegir un árbol de tamaño pequeño o mediano. También es importante garantizar la estabilidad con una buena base resistente, que evite que el árbol se tambalee o llegue a caerse si el gato accede a él, y nos dé tiempo para bajarlo y alejarlo sin que nuestro minino sufra ningún daño. Otra manera de minimizar el peligro, es colocar el árbol en un lugar lejos de muebles, ventanas, escalones u objetos que faciliten al gato escalarlo. Cuánto más difícil se lo pongamos, mejor. También podemos ponerlo en la habitación en la que solemos estar durante el día, para vigilar que el gato no intenta subirlo, y en la que se pueda cerrar la puerta si salimos de casa o por la noche, para que el gato no pueda acceder a ella sin nuestra vigilancia.

  • Cómo evitar los peligros de los adornos navideños:

Lo que más llamará la atención de tu gatito es sin duda, esos objetos brillantes, y esas lucecitas que se encienden y apagan. Es una verdadera tentación que tu minino no podrá resistir. Lo malo es que la mayoría de los adornos navideños están hechos de materiales muy frágiles, fáciles de romper y cortantes. Un gatito jugando con una bola de Navidad seguro que se lo está pasando en grande, pero si la rompe, y es muy probable que ocurra si no se toman medidas, puede hacerle cortes en las patitas, en el cuerpo, o incluso, aún peor, dañarle por dentro si llega a tragarse algún trozo. Lo mejor para evitar verse en esta situación, es elegir adornos de colores mates u opacos, de materiales de fieltro o papel que no llamarán tanto la atención de tu minino y serán menos peligroso para él si llega a coger alguno. Pero si no quieres renunciar a adornar el árbol con adornos más llamativos, colócalos en las zonas más altas y bien fijados para que no puedan caerse en el caso de que tu gato mueva el árbol jugando.

Las guirnaldas (también las serpentinas) son otros elementos de especial interés para tu gatito. Aunque es un adorno que no llega a ser tóxico para ellos, sí puede causarles mucho daño, ya que puede generar un cuerpo extraño lineal si se lo traga durante el juego. Los cuerpos extraños lineales surgen cuando el animal se traga un elemento fibroso como puede ser un hilo, cinta, serpentina, o, en este caso, una guirnalda. Sólo el veterinario puede extraerlo. Si tu gato se ha tragado alguna guirnalda, y queda un pequeño extremo saliendo por su boca, no intentes extraerla tú, lleva a tu gato al veterinario inmediatamente. Para evitar llegar a esta situación, elige guirnaldas menos llamativas, y colócalas en un lugar alto en el árbol, donde el gato no pueda llegar.

  • Las figuritas del portal de Belén

También los adornos del portal de Belén llamarán la atención de este peludo curiosón. Para evitar que el gato acceda a ellos, y se los pueda tragar jugando, se puede colocar el Belén en un lugar lejos de su alcance y de difícil acceso para él, también fijar de alguna forma las figuritas al Belén, para evitar que el gato pueda moverlas o cogerlas.

 

En el siguiente capítulo hablaremos de las plantas y flores navideñas, y la comida típica de estas fiestas. ☺

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *