¿Cómo introducir un nuevo gatito en casa si ya tienes otro gato?

¿Cómo introducir un nuevo gatito en casa si ya tienes otro gato?

Acabas de adoptar un nuevo gatito pequeño y estás deseando llevarlo a casa, lo único que te preocupa es que ya tienes un gato y no sabes muy bien cómo se llevarán o si tu gato aceptará o no al nuevo miembro en casa. Los gatos pueden llegar a ser buenos amigos si tienes paciencia y sabes cómo presentarle a tu gato a su nuevo compañero. Aquí te damos algunas pautas que puedes seguir para que la convivencia entre los dos gatos no sea un problema. Esperamos que te sean de ayuda.

No fuerces la relación

Aunque te gustaría que fuera de forma inmediata, los gatitos necesitan su tiempo para adaptarse a la nueva situación. Un gatito nuevo anda por casa y necesitará unos días para adaptarse a su nuevo entorno; tu gato viejito estaba acostumbrado a ser el único y tu casa es su territorio, ahora otro gatito está usurpando su hogar, dale tiempo para que vaya aceptando a su compañero de piso. Si tienes paciencia, les das espacio y tiempo y no fuerzas la relación entre ellos, todo irá bien.

No es su nuevo “hermanito”

Para tu gato viejito ese nuevo miembro en casa no es su “hermanito”, no lo reconocerá como tal, pero sí puede llegar a aceptarlo como un compañero de piso. Y lo mismo le pasará al gatito nuevo. Los gatos son más independientes que los perros, y aunque nunca se acepten como hermanos, sí pueden llegar a ser muy buenos amigos y compañeros. Para nosotros es más difícil reconocerlo, pero cuanto antes veas esa diferencia, más podrás ayudarles a llegar a ser buenos compañeros de piso.  

El objetivo inicial es la buena convivencia entre ellos

Cada gato necesitará su espacio y su territorio exclusivo. Como ya dijimos no serán hermanitos, pero pueden llegar a ser buenos amigos, por eso, el objetivo que tenemos que perseguir no es que se quieran, sino que se acepten y se toleren el uno al otro, para que haya una buena convivencia entre los dos. Si mantienes ese objetivo en mente, todo irá mejor y sin ningún problema.  

Ellos no han elegido, has sido tú

Debes tener en cuenta en todo momento que ninguno de los dos gatos han elegido la vida que tienen, has sido tú. El gatito que llega a casa por primera vez, lo ha hecho porque tú lo has llevado; tu gato viejito no ha elegido tener “un nuevo gatito”, has sido tú el que lo ha traído. Dales su tiempo para que se adapten a la nueva situación y se acepten el uno al otro.

Puedes usar feromonas faciales felinas (Feliway)

A los gatos no les gustan los cambios de rutina, se pueden llegar a estresar mucho. Tanto para el gatito que llega como para el que ya vivía en casa esta nueva situación supondrá un gran cambio en sus vidas. Por eso, las feromonas faciales felinas les pueden ayudar mucho a los dos a tomarse este cambio de situación mucho mejor y a calmarlos. Las feromonas pueden llegar a ser de gran utilidad para que la convivencia se haga de forma gradual y sin problemas.

Como puedes ver la buena convivencia entre los dos gatos tiene mucho que ver con que nosotros sepamos aceptar estas sutiles diferencias: no son hermanos, sino compañeros; no tienen que quererse sino tolerarse; y no han elegido su situación. Los gatos son animales muy independientes y muy territoriales, pero si eres capaz de ayudarles teniendo en cuenta esas diferencias podrás lograr tener dos gatos conviviendo en casa sin ningún problema.

Si quieres saber más, ven a vernos. Responderemos todas tus dudas

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *