Guía breve para el dueño novato de gatos

Guía breve para el dueño novato de gatos

Si nunca has tenido un gato y ahora has adoptado uno, hay varias cosas que tienes que tener en cuenta, y la más importante es la siguiente: Los gatos son animales diferentes a todos los que hayas podido tener. Es fundamental darles los mejores cuidados, pues los mininos de los que nos enamoramos en cuanto entran por primera vez en nuestras vidas, son animales con sus necesidades de alimentación y cuidados, tanto veterinarios como por parte de la familia, y los dos son muy importantes para el bienestar de nuestro amigo felino. Cuando tenemos un gato, los cuidados veterinarios son fundamentales Para que nuestro amigo bigotudo esté lo más sano posible, como decimos, además de los mejores cuidados en casa, necesitamos la ayuda de un veterinario de confianza. Debes tener en cuenta que el gato cuando es pequeño necesita un poquito más de atención, y por eso, cuando tiene entre 4 y 16 semanas 1 visita por mes a consulta es necesaria. Igualmente, también es imprescindible identificar correctamente a tu mascota con el chip. Ahora bien, cuando el gato tiene entre 5 y 6 meses es el momento perfecto para esterilizarlo y vacunarlo de la rabia, vacuna obligatoria en Andalucía. Aunque hay muchas personas que se niegan por miedo a que su mascota no esté “plena”, la esterilización es beneficiosa no solamente porque no corremos el riesgo de que nuestro gato se reproduzca sin nosotros querer, sino porque previene enfermedades. Entre otras, evita el cáncer en los órganos sexuales, disminuye el riesgo de contraer leucemia y SIDA felino, y también el marcaje en épocas de celo. Cuando el gato...
El sueño es fundamental para tu gato, en verano también

El sueño es fundamental para tu gato, en verano también

Como buen amante de los gatos que eres, sabrás que el minino se pasa muchísimo tiempo del día durmiendo. Aunque los gatitos son más bien animales nocturnos, tu pequeñín se siente tan a gusto en casa que es posible que los veas dormir muy profundamente durante el día.  El sueño para tu minino es imprescindible, y la gran cantidad de horas de sueño que tiene tiene que ver mucho con el proceso evolutivo del gato, los hábitos nutricionales y de su propia fisiología. Ten en cuenta que en estado salvaje, el gato gasta mucha energía en cazar, y dormir es la forma en que la recupera. El gato duerme alrededor de 17 horas al día, de las cuales, tres de cada cuatro las duerme de forma ligera. Es sencillo identificar cuando tu amigo duerme profundamente, pues con los ojos cerrados mueve rápidamente los párpados mientras que su cerebro sigue activo. Una buena siesta es muy beneficiosa para tu gatito, y como buen propietario debes dejarle descansar. Observa muy bien cómo duerme, y si ves algún cambio como ronquidos que aparecen de repente o que duerme demasiado, acude a tu veterinario de confianza inmediatamente, ya que es posible que sufra alguna patología. ¿Cuántas horas duerme un gato? Según los últimos estudios, un gato puede dormir entre 12 y 16 horas, dependiendo de factores como la edad, de es gato único o tiene hermanos, el nivel de actividad física o incluso de la cantidad y calidad de los estímulos que le rodeen. Así, los gatitos cachorros pueden dormir casi la totalidad del día, o si vive solo puede dormir un poco...
En verano, cepilla a tu gato para ayudarle a superar el calor

En verano, cepilla a tu gato para ayudarle a superar el calor

Como ya sabes, el verano es una época del año en la que nuestros gatitos son más proclives a sufrir golpes de calor, entre otras afecciones, si no los cuidamos adecuadamente. Nuestros pequeñines lo pasan mal con las altas temperaturas, y por eso, como hemos dicho en otros posts anteriores, es imprescindible que siempre tengan agua fresca y renovada para ayudarles a que estén lo mejor hidratados que sea posible. ¿Sabías que cepillar el pelo de tu gato todos los días es una forma de hacer que el minino esté más fresquito? Pues sí, así es, aunque hay muchas personas que no son conscientes de ello. El cepillado diario del pelo de nuestro amigo es una de las mejores formas de hacer que pueda soportar mejor el calor. A las personas el pelo nos da calor, por lo que cuando llega el verano acudimos a la peluquería para cortarlo y estar más cómodos frente a las temperaturas altas de la época estival. En el caso de los gatos no es recomendable hacerlo, o al menos, a todas las razas, y tampoco (y mucho menos) es aconsejable rasurar al gato. El pelo de nuestro gato le ayuda a mantener la regulación de la temperatura de su cuerpo, y es por eso por lo que no debemos pelar a nuestros gatitos. El pelo del minino crea una capa aislante por la que circula el aire, realizando una función termorreguladora que protege a nuestra mascota no solamente del calor, sino también del frío. Podríamos decir que es una defensa natural de su cuerpo. Además, el pelo felino protege la piel del animal...
Bañar a tu gato, ¿sí o no?

Bañar a tu gato, ¿sí o no?

El gato es un animal muy limpio, y se asea en todo momento. No obstante, la tendencia de nosotros los humanos es a quererlos tener incluso más limpios, sobre todo si los tenemos en casa con nosotros. Además, tendemos a pensar que en verano les vendrá bien para paliar el calor y las altas temperaturas. ¿Pero qué hay de verdad? ¿Hay que bañar a nuestro gatito? Nuestros gatitos son muy limpios. Pero, a pesar de eso, siempre recomendamos bañar a nuestro minino 1 o dos veces al año, primero, para eliminar el pelo muerto y segundo para que en caso de que haya que hacerlo debido a un problema de piel, no resulte una experiencia traumática para nuestra mascota. Por este motivo, es importante hacerlo, para que en caso de tener que hacerlo, enseñemos a nuestro amigo a que no tiene que ser una experiencia negativa. A la hora de bañar al gato es imprescindible hacerlo con un champú específico para gatos. No obstante, ten en cuenta que la lengua de los felinos está preparada para su aseo, y, al ser rasposa, puede eliminar el pelo muerto y la suciedad. Y como son tan flexibles, ¡llegan a cualquier parte de su cuerpo! 🙂 ¿Entonces, cuándo debería bañar a mi amigo? A lo mejor a tu gatito le encanta vivir la vida loca y darse un buen paseo por el barrio. A lo mejor hace de las suyas y cuando llega, lo hace muy sucio. Esta es una buena situación para bañarlo. Por desgracia, a veces encontramos gatos abandonados en la calle y hay personas de buen corazón que los...
Este verano, cuidado con las pulgas

Este verano, cuidado con las pulgas

No solamente en verano, sino en todo el año, hay que mantener extrema precaución con los cuidados, pues las pulgas proliferan en la estación estival, y, no solamente son peligrosas para tu gatito, sino para ti también. Las pulgas son parásitos que generan malestar a las mascotas y pueden transmitirles enfermedades. Provocan rascado continuo en nuestro gato que puede ser muy incómodo para él. Las pulgas pueden transmitir un parásito que provoca anemia o generar lombrices intestinales al tragarse el parásito o sus huevos. Además, su picadura provoca tu trastorno alérgico que vemos con mucha frecuencia en consulta. La mejor forma de las pulgas es prevenir su aparición. Aparte de una correcta vacunación, algo que es fundamental para mantener bien protegido a tu gato, en el mercado existen una gran variedad de productos que nos ayudan a mantener a nuestro minino a salvo de estos insectos, como collares, champú o pipetas. Pero es imprescindible que para que tu gatito esté bien protegido, elijas productos de calidad. Lo ideal es que los adquieras en tu veterinario de confianza. Una buena forma de mantenerlos libres de estos parásitos es hacerles una revisión de forma periódica. Algunos consejos para revisar a nuestros gatos La higiene es fundamental: Mantener limpios a nuestros gatitos es imprescindible para evitar la aparición de pulgas y garrapatas. Para ello, es necesario cepillarlos y darles baños con productos antiparásitos. Mírales el cuello y detrás de las orejas. Esto es algo que debemos hacer al menos, dos veces a la semana, sobre todo si sabemos que nuestro amigo pasea por zonas donde puede haber pastos o hierbas. Su entorno...