Enfermedades: leucemia vírica felina (Felv)

Enfermedades: leucemia vírica felina (Felv)

  Es posible que, pese a que hayas oído hablar de ella, no conozcas la leucemia vírica felina. Pero no te preocupes, vamos a resolver juntos todas tus dudas para que sepas mejor la enfermedad que tiene tu gato. ¿Qué es el virus de la leucemia felina?  EL virus de la leucemia felina (FeLV) tiene una distribución mundial y afecta a gatos domésticos y otros felinos silvestres como gato montés, lince y pantera. Tiene una escasa supervivencia en el medioambiente, inactivándose rápidamente y muriendo bajo la acción de cualquier tipo de desinfectante. Puede provocar bajada de defensas, anemia y/o tumores. ¿Cómo puede infectarse mi gato? Un gato infectado elimina el virus por todas sus secreciones corporales: saliva, heces, secreciones nasales, sangre, leche, etc. Es con el contacto con todas estas secreciones con altas cargas de virus como tu gato podrá infectarse. Una vez que el gato contacta con el virus, tiene aproximadamente un 30% de posibilidades de supera la enfermedad. Las gatas infectadas, si quedan embarazadas, la gestación suele acabar en abortos, la muerte de los cachorros o gatitos nacidos muy débiles que morirán al poco tiempo de vida. Los gatitos más pequeños son especialmente sensibles a la infección por FeLV. Con la edad el gato se vuelve cada vez más resistente. ¿Qué síntomas tendrá mi gato si contrae FeLV? No todos los gatos que se infectan con el FeLV desarrollan signos clínicos o complicaciones a largo plazo asociadas con el virus. Sin embargo, algunos gatos infectados pueden sufrir varias enfermedades y la supresión de la respuesta inmune antes de finalmente morir de complicaciones asociadas al VLF. Debido a...