Tu gato tiene que comer lo que necesita

Tu gato tiene que comer lo que necesita

Todos los que tenemos un gatito queremos darle lo mejor: queremos darle todos los caprichos posible, darle los mejores cuidados, pero para ello, es imprescindible cuidar mucho su alimentación.

En el Mes de la Nutrición en KATO te queremos hablar de la importancia de una buena alimentación para que tu gato esté sano.

El gato es diferente al perro, y por lo tanto, el minino cuenta con unas particularidades específicas muy concretas. Muchas personas piensan que la alimentación debe ser similar a la de un perro, pero nada más lejos de la realidad. El gato es un animal absolutamente carnívoro.

El gato aún conserva muchas características de sus ancestros, como por ejemplo, la de necesitar comer entre 15 y 20 veces durante el día. Pensemos que esta cantidad equivale a la cantidad de animales pequeños que cazaría durante el día estando en estado salvaje, y por este motivo, el estómago del gato es pequeño.

El hecho de que el gato sea carnívoro implica necesariamente que su dieta tiene que tener una gran cantidad de proteínas, grasas y nutrientes similar a la que tendrían las presas herbívoras que comería en estado salvaje.

Las características del gato le hace tener particularidades anatómicas como su mandíbula o como su saliva, que no favorece el inicio de la digestión del almidón de los alimentos al no tener amilasa. Por otro lado, hay que destacar que el gato tiene muy relacionados los sentidos del gusto y el olfato y que esto hace que prefiera aquellos alimentos con abundancia de proteínas y grasas con olores llamativos a otros alimentos.

Esto es un inconveniente en la alimentación de tu gato, ya que puede hacer que al cambiársela la rechace (neofobia alimentaria), aunque, en el lado contrario podemos encontrar a los gatitos que constantemente quieren probar nuevos alimentos. Esto último se llama neofilia alimentaria. Tanto la neofobia como la neofilia son trastornos alimentarios frecuentes en gatos que siempre comen lo mismo y en los que siempre están cambiando su dieta.

También es muy importante muy importante la taurina ya que si no tiene suficiente puede desarrollar una cardiomiopatía dilatada, que aunque hoy es menos frecuente, con los piensos antiguos era muy habitual.

Una dieta equilibrada y sana es imprescindible para tu gato, ya que una dieta adecuada le proporciona todos los nutrientes que el minino necesita para estar bien. Algunos nutrientes que no le pueden faltar a tu gato son, entre otros, potasio, sodio, calcio, magnesio, fósforo o sodio en unas cantidades y proporciones concretas. Las vitaminas también tienen un papel protagonista en el gato, como la vitamina B6, la vitamina A y la niacina.

Por último, pero no menos importante, para el bienestar de tu gato es imprescindible el agua en la dieta, motivo por el cual debe tener siempre a su disposición, fresca y renovada continuamente.

Si tienes dudas sobre la alimentación de tu gato, te recomendamos que acudas a tu veterinario de confianza. En Kato Clínica Felina estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas y preguntas acerca de este y cualquier otro tema que te pueda surgir. ¡Ven a conocernos!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *